suelos laminados a precios asequibles

Consejos para no rallar tus suelos de madera

Cuando contamos con un suelo de madera en una vivienda o establecimiento comercial, nos preocupa mucho mantenerlo en el mejor estado de conservación posible. Evitar las ralladuras es una cuestión fundamental para que los pavimentos luzcan su mejor versión el mayor tiempo posible. Cuando algunos clientes nos preguntan por la resistencia de los suelos laminados a precios asequibles, una de las cuestiones que más les inquietan es si será posible mantenerlos sin daños. Actualmente, las tarimas vienen tratadas de fábrica y preparadas para todo tipo de agresiones. En cualquier caso, es necesario conocer las necesidades y el tipo de uso que se le va a dar para alcanzar la solución más adecuada en cada caso.

La madera es una opción más noble y elegante. Un material muy adecuado para los suelos y que aporta calidez a la estancia en la que se coloca. Sin embargo, es más vulnerable que otro tipo de materiales y su precio es, ligeramente, más elevado. Son muchas las personas que se decantan por este tipo de tarimas, que se pueden mantener en buenas condiciones siempre y cuando se tengan en cuenta pequeñas tareas de mantenimiento.

Como ya hemos comentado, a la hora de elaborar estos pavimentos se tienen en cuenta múltiples factores para hacerlos más resistentes. Antiguamente, era necesario someter estos suelos a diferentes trabajos de lijado, pulido y barnizado. Hoy en día, estas tareas no son necesarias y su mantenimiento es prácticamente nulo. Debemos tener en cuenta, que es posible encontrar suelos de madera para zonas húmedas, como cocinas o baños. Acabando, de una vez por todas, con el mito de la mala relación entre el agua y la madera.

Recomendaciones para evitar rallar los suelos

La gravilla puede ser una gran amenaza para la madera. Puede quedarse atrapada en las suelas de los zapatos y podemos llevarlas sin darnos cuenta. Su presencia es una de las principales causas de rallones en los suelos de madera. Para evitarlo, es importante colocar alfombrillas para limpiarse los pies antes de acceder a los pavimentos de madera. Lo mismo ocurre con la arena, aunque al ser más fina, no suele provocar daños de consideración.

Los zapatos de tacón no rallan la superficie de los suelos de madera, pero si pueden causar otros daños como golpes o marcas. Por ello, siempre que sea posible, es recomendable evitar su uso para estar en casa. Arrastrar muebles por estas superficies también constituye un riesgo. En estos casos, podemos utilizar protectores para evitar los desperfectos por roce.

En Acron Tarimas contamos con una gran variedad de tarimas, tanto de madera como sintéticas, entre las que poder elegir. Además, te ofrecemos asesoramiento sobre la solución más adecuada para tus necesidades concretas.

Etiquetas:, , , , ,

Los comentarios están cerrados