tarima laminada en Madrid

Cómo evitar la electricidad estática en los suelos de tarima

Aunque no le pasa a todo el mundo, lo cierto es que un suelo de tarima flotante puede dar calambre al caminar descalzo. Se trata de un problema frecuente al que nos enfrentamos en otros ámbitos de nuestro día a día, hablamos de la electricidad estática. No es peligroso ni nada parecido, pero puede terminar por ser molesto. En determinadas circunstancias nuestro cuerpo acumula electrones y cuando nos ponemos en contacto con otro cuerpo con menor carga saltan chispas, es la manera que tiene nuestro organismo de liberar la carga voltaica. A la hora de comprar tu tarima laminada en Madrid o en cualquier otro lugar, siempre puedes tener en cuenta que se trate de una variedad antiestática, lo que reducirá drásticamente estos episodios.

Es cierto que ya podemos encontrar en el mercado soluciones pensadas para evitar los molestos calambrazos, pero lo cierto es que también podemos evitar que se produzcan siempre que sepamos qué condicionantes ocasionan estos problemas. Desde Acron Tarimas te presentamos algunos consejos para evitar esta reacción con la electricidad estática:

  1. La humedad en el ambiente es un factor clave para que se produzca esta incidencia. Cuanto menor sea el grado de humedad, más probabilidades habrá de que se produzcan los calambrazos. Contar con un humidificador es un buen modo de reducir esta condición y minimizar el número de veces que esto ocurre.
  2. Existen productos de limpieza en el mercado para reducir la carga estática de los objetos de madera. Podemos fregar las tarimas, siempre con la fregona bien escurrida, con agua y alguno de estos productos. Ayudará a disminuir los calambres.
  3. Otra opción adecuada, si no nos interesa una tarima antiestática, será instalar un subsuelo que cuente con esta característica bajo la tarima y que, también, ayudará a controlar la descargas en forma de chispas.

En zonas donde los niveles de humedad ambiental son elevados no suele generarse este problema. Por ello, los fabricantes de países en el norte de Europa no siempre cuentan con variedades de pavimentos antiestáticos. El grado de humedad relativo para eliminar los calambres, se sitúa en el 50%. Por debajo de este porcentaje se multiplica el riesgo de que se produzcan descargas de electricidad estática.

Etiquetas:, , , , ,

Los comentarios están cerrados