tarima cocina integrada con salon

El papel de la tarima en una cocina integrada con el salón

Combinar salón y cocina en una sola gran estancia diáfana es una opción a la que cada vez se recurre más, tanto en nuevas viviendas como en reformas que buscan aprovechar y modernizar espacios. No obstante, reunir en un mismo hueco dos áreas con usos y requisitos tan diferentes exige una alta atención al interiorismo, y el suelo también tiene mucho que decir. A fin de cuentas, el pavimento de una cocina y de un salón suelen ser realmente distintos. ¿Qué soluciones ofrece un catálogo de suelos laminados a precios competitivos como el nuestro?

Una de las ideas perfectas para poder integrar la cocina con el salón a través del suelo es aprovechar las prestaciones que hoy ofrecen tarimas laminadas especializadas como el pavimento vinílico. Se trata de un material que puede ofrecer distintos acabados con estética de madera pero ofrece la resistencia necesaria a la humedad –sin olvidar las propiedades antideslizantes– para poder ser instalado a la perfección en cocinas o baños.

 

Así, puedes combinar una tarima más propia de salón con este pavimento, mantener un ambiente cálido y lograr un efecto de transición natural entre zonas, evitando la drástica diferencia de una tarima con un azulejo o similares. Y todo ello, sin comprometer la durabilidad ni la seguridad del suelo en ningún punto. La variedad de tonalidades disponible te permite incluso jugar con los contrastes. También podrías colocar directamente el pavimento vinílico en todo el suelo y así potenciar la continuidad del espacio.

 

Si prefieres guardar el equilibrio entre la frescura de un espacio diáfano y un instinto más conservador en los equipamientos de cada ambiente, siempre puedes optar por instalar un elemento divisorio entre ambos como un semitabique, una barra o una isla con encimera. Estas opciones te permiten emplear suelos muy distintos con una transición no tan agresiva entre ambos, al haber poca superficie de coincidencia. ¿Existe alternativa? Si quieres invertir un poco más en tu reforma, la mejor idea para mantener ambientes ‘juntos pero separados’ es elevar el suelo de la cocina unos centímetros y así crear una diferencia de altura que consigue el truco.

 

Sean cuales sean las características de tu proyecto, desde Acron Tarimas te recomendamos siempre contar con profesionales del interiorismo y con especialistas en suelos que puedan poner a tu alcance todas las opciones de calidad posibles para que escojas a tu gusto.

Los comentarios están cerrados